Basta ya de Gin-Tonics de pétalos de rosa, canela, amapolas y flores de loto

Basta de gin-tonics. Basta, quiero decir, de esos gin-tonics que son una broma de mal gusto, un atentado a la estética, el sentido común y al bolsillo. Basta de cócteles de moda, de pétalos de rosa, canela, amapolas y flores de loto. Basta de colorinchis, hidrógeno y esferificaciones en copa balón. Basta de estupideces aspiracionales como ese gin-tonic con polvo de oro. Basta de barmans con ínfulas de Ferran Adrià y camareras con más tetas que modales. Y sobre todo basta -porque vaya tela- de que nos tomen por imbéciles.

Y es que el tonto del gin tonic anda en temporada alta pero la culpa es nuestra, que somos los pringados que alargan la mano cuando pasa el cepillo de la coctelería de turno. No sé a ustedes, pero a mí con cada gin-tonic que me enchufo entre pecho y espalda me da la sensación de que me están robando un poco. Un poco bastante.

Vía: Traveler

Escribe un comentario