Pudín de Bakewell

Pudín de Bakewell

Remontándonos a los tiempos de los Tudor, esta receta solía ser el postre de los nobles, por sus ingredientes costosos en su época como la mantequilla, el azúcar y las almendras

Ingredientes:

  • 150 gramos de masa de hojaldre
  • 250 gramos de mantequilla sin sal, derretida
  • 1 huevo batido
  • 7 yemas de huevo
  • 250 gramos de azúcar
  • 1 cucharada de almendras molidas
  • 3 cucharadas de mermelada de frambuesa
  • 1 puñado de almendras en copos

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180°C

Estiramos la masa de hojaldre con un rodillo, revestimos un molde de tarta de 20×3 cm de profundidad, (o una sartén resistente al horno). Pinchamos la masa de hojaldre con un tenedor para evitar que se levante y dejamos reposar durante 1 hora en la nevera.

Mientras la masa se enfría, mezclamos la mantequilla, el huevo y las yemas extra con el azúcar y las almendras en un tazón grande. Ponemos al baño María a fuego lento durante 3-4 minutos hasta que alcance una consistencia similar a la de la miel

Ponemos la mermelada en la base de hojaldre y vertemos el relleno encima. Esparcimos las almendras en copos y horneamos durante 45 minutos, o hasta que la parte superior esté dorada.

Sirva con una cucharada generosa de helado de vainilla o de crema si lo prefieres.

Pudín de Bakewell

Este plato que comparto con vosotros lo probe en el Restaurante de Mark Hix

 

Escribe un comentario